Un deseo.

Hemos perdido tanto ya…
Que el tiempo se vuelve valioso (de oro) cuando estas conmigo
Que, no sabes como anhelo sentir tu piel de nuevo
Tu cuerpo junto al mío y esos labios tan carnosos en el
Tocar sin más preámbulos tu alma y cuerpo
No detenerme a pensar en nada y abusar de ti
Sin más ni más, así como tú lo deseas también
Pero nos une el temor, de que, aun no lose bien
Pero no deja q demos el paso final
Para poder estar entrelazados cuerpo a cuerpo
Y terminar con la farsa de solo una amistad.